“La prevención del cáncer no solo es tarea del paciente, los médicos también deben promoverla”

En el Día Mundial contra el Cáncer, María Graziella Donnet, presidenta del LALCEC, insta a los profesionales de la salud y al Estado a trabajar por la detección temprana

 

María Gabriela Fernández B.

El cáncer colorectal (11,7% en mujeres y 12,4% en hombres), el cáncer de pulmón (10,4% en mujeres y 19,9% en hombres), el cáncer de mama (19,4% en mujeres) y el cáncer de próstata (11,8% en hombres) son las patologías oncológicas que ocasionan el mayor porcentaje de mortalidad por cáncer en la población argentina según su sexo. Así se detalla en el Atlas del Cáncer en Español elaborado la Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer (LALCEC) y la Sociedad Americana de Cáncer, con estadísticas difundidas en 2015 (las más recientes disponibles).

Estas cuatro patologías, junto con el cáncer de cuello de útero y el de piel,  son también las más directamente influidas por los principales factores externos de riesgo asociados a todos los tipos de cáncer, como el consumo de tabaco (25.1%), baja actividad física (54,7%), prevalencia de obesidad (20,8%) e ingesta de alcohol (7,8%).

Acompañados por la poca realización de los exámenes reglamentarios de descarte, las cifras revelan una realidad en la que la prevalencia de las patologías oncológicas más frecuentes y letales va de la mano de una reducida puesta en práctica de medidas preventivas, lo que ocasiona que, en buena medida, el diagnóstico y tratamiento lleguen a realizarse de forma tardía en los consultorios y se limiten las posibilidades del paciente.

¿Pero es la prevención un asunto que solo debe darse fuera de los consultorios? ¿les compete únicamente a los pacientes? María Graziella Donnet, quien es presidenta desde hace siete años del LALCEC, asegura que no. Según esta profesional, la alta prevalencia de la patología oncológica en Argentina (que en 2015 alcanzaba los 43.131.966 casos con una mortalidad general de 325.539) requiere también del accionar de profesionales de la salud comprometidos con la prevención y la detección temprana y de un sistema sanitario que tome medidas acordes con la relevancia del tema

De acuerdo con Donnet, “la prevención del cáncer no solo es tarea del paciente, los médicos también deben promoverla”.

Alianzas necesarias

Trabajar por la prevención y la detección temprana es una tarea que, según Donnet, no debe dejar de darse en los consultorios y centros de salud. Para eso, recuerda la importancia de que los médicos de todas las especialidades trabajen de forma mancomunada en la labor de informar al paciente sobre los riesgos de ciertos estilos de vida y referirlos a los profesionales indicados para la realización de los exámenes preventivos necesarios según los niveles de riesgos por edad y sexo.

“La prevención secundaria tiene que ver con los estudios que permiten que, si el cáncer aparece, sea detectado cuando es tan pequeño que tiene grandes chances de curación. Por ejemplo, el cáncer de colon es un cáncer que, detectado a tiempo, tiene 98% de probabilidades  de curación, gracias a todo lo que se ha modernizado con tecnología y tratamientos. Para eso, el primer paso es que todos los profesionales tomen conciencia de la necesidad de hacer un videocolonoscopia a los pacientes después de los 50 años. Eso debe ser incluso un tema de Estado. En Estados Unidos, se comprobó que con la realización regular de ese examen en adultos descendió la mortalidad por este tipo de cáncer lo que es muy importante, porque si no podemos llegar a la curación en algún caso particular, al menos se puede lograr extender la sobrevida del paciente en buenas condiciones, y que el cáncer se convierta en una especie de enfermedad crónica”, declara.

Si bien recuerda que el control de los factores de riesgo manejables “no implica necesariamente que la enfermedad no se pueda instalar”, defiende que “si se siguen ciertas pautas de prevención primaria y secundaria, el organismo estará mejor preparado para defenderse en el caso de que la enfermedad intente instalarse“.

“En mi experiencia, tengo a mi madre muerta de cáncer de colon, descubierto ya cuando había avanzado mucho, y tengo a mi hermano que también tuvo cáncer de colon y lo supo por un hallazgo casual, mi hermano falleció ahora pero vivió 14 años en perfectas condiciones después de su diagnóstico casual, porque fue detectado a tiempo. Es importante generar conciencia”, apunta Donnet.

Consultada sobre otras medidas que puedan tomar los médicos para impulsar la prevención, la experta sugiere, desde lo comunicacional, que “si tienen un LALCEC cerca, se acerquen a ver de qué manera pueden trabajar mancomunadamente. Allí podremos informarles en cuál campaña estamos trabajando y así nos ayudamos entre todos a instruir a la población o a informales sobre las actividades y exámenes que hacemos y que tenemos a disposición de los pacientes de bajos recursos”.

Además, a su juicio, es importante dar el ejemplo desde el consultorio: “sabemos que a veces los estilos de vida de los profesionales de la salud son muy ajetreados, pero ¿cómo le pedimos a un paciente que cuide su salud mientras alguno de nosotros fuma o se alimenta de forma irresponsable? eso, por suerte, es algo que ha ido cambiando con el tiempo, pero que también debe llamar nuestra atención. Yo siempre digo que en cosas como estas vamos avanzando, aunque sea con baby steps (pasos de bebés)”.

El valor preventivo de las cifras

De acuerdo con la experta, un tema fundamental para ejercer una adecuada campaña de prevención es tener un claro conocimiento de “la realidad del cáncer en Argentina, que no es la misma que la de otras latitudes del mundo”.

Invitada a describir esas características, apunta: “nosotros lo que tenemos que ver es la disparidad que tenemos en Argentina en cuanto a temas de prevención. En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por ejemplo, la mujer está consciente de que debe hacerse el pap y la mamografía y el hombre conoce sobre el examen de próstata,  más allá de que finalmente se los realicen o no. Pero al hacer campañas en el norte, nos encontramos por ejemplo con que la prevalencia del cáncer de cuello de útero es grandísima y las mujeres fallecen por esa causa, algo que es muy injusto, porque estamos hablando de un tipo cáncer fácil de diagnosticar con exámenes de bajo costo”.

Según precisa, desde el LALCEC han notado que “lo mismo sucede con la presencia de la aparatología. CABA absorbe muchísimos de los nuevo aparatos por la cantidad de población y por todos los que asisten desde la periferia, mientras que en otros lados faltan muchos equipos fundamentales y tecnología de punta para promover la detección temprana. El Estado tiene que asumir este tema como algo prioritario“.

Por esto, continúa, es necesario contar con “un claro conocimiento de la realidad para saber cómo enfrentarla y eso comienza por cosas tan sencillas como tener cifras actualizadas. Algo que podemos hacer desde el gremio es empezar por que los anátomos patólogos coloquen la palabra cáncer en el registro de defunción y deje de aparecer que todo es producto de un paro respiratorio no traumático cuando el origen fue a lo mejor un tumor. ¿Qué mejor que tener cifras precisas? solo así podremos hacer más eficiente la estrategia sobre los estudios que necesitamos realizar más en cada sector, la aparatología que necesitamos, las campañas de prevención que debemos potenciar e incluso la cantidad de profesionales y en cuáles especialidades deben formarse. Esperemos que en algún momento tomemos conciencia como Nación de la importancia de las estadísticas a todos los niveles del sector salud”.

Como lo ha hecho desde su fundación, hace 97 años, el LALCEC continúa realizando campañas de prevención en todo el país y pone a disposición de los pacientes la posibilidad de realizarse en sus centros y a bajo costo exámenes de control y diagnóstico. Este año, para la celebración del Día Mundial contra el Cáncer, sus representantes realizarán una campaña móvil en el país para la realización de mamografías gratuitas y promover la prevención del cáncer de mama, con el respaldo de la agencia de cosméticos Avón.

Océano Medicina ofrece a los profesionales de la salud nuevos cursos y especializaciones para la formación en oncología. Para conocer más sobre estas opciones académicas de elearning, puede ingresar aquí.

Completá el formulario y descargá el contenido

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

X

Envianos tus datos yReservá tu curso

Complete todos los campos obligatorios y un asesor académico se pondrá en contacto a la brevedad.