Alternativas al tratamiento multimodal del cáncer rectal

Océano Medicina ofrece en su Programa de actualización ASCO disertaciones sobre la alternativa no quirúrgica para el tratamiento de esta patología

Océano Medicina

¿Es posible evitar la cirugía en pacientes con cáncer rectal? Esa es una de las tantas interrogantes desarrolladas en “Cáncer colorectal. Actualización y tendencias futuras”, uno de los cursos especializados que ofrece Océano Medicina en su plataforma de Elearning. Este contenido forma parte del Programa de actualización ASCO, que agrupa las más nuevas investigaciones de la Sociedad Americana de Oncología Clínica en temáticas como cáncer de pulmón, mama, colorrectal e inmunooncología, y que ya se encuentra disponible para su inscripción y cursada en nuestra web.

En cuanto a cáncer colorectal se refiere, una de las unidades se centra en las alternativas al tratamiento multimodal y ofrece a los profesionales de la salud estudios actualizados sobre esta temática. A continuación, se presentarán algunas de las claves contenidas en el estudio en el que fueron evaluados los resultados de la alternativa no quirúrgica para pacientes con cáncer rectal. El ensayo clínico original fue elaborado por  Angelita Habr-Gama, de San Pablo (Brasil) y discutido en el documento por profesionales de la ASCO.

  1. Los autores examinan la evidencia reciente de que algunos pacientes con cáncer rectal localmente avanzado pueden prescindir de una o más modalidades de tratamiento sin comprometer los resultados oncológicos a largo plazo pero preservando la calidad de vida.
  2. Según indican, algunos pacientes con cáncer rectal localmente avanzado presentan una respuesta patológica completa (RPC) a la quimiorradioterapia neoadyuvante. Las tasas más bajas de recurrencia local y más altas de supervivencia en los pacientes con RPC frente a aquellos sin RPC han llevado a cuestionar la necesidad de cirugía en los primeros.
  3. La mortalidad, la morbilidad y las secuelas a largo plazo del tratamiento multimodal se relacionan con la extirpación del recto; por lo tanto, evitar la escisión mesorrectal total en pacientes seleccionados con una respuesta sostenida a la quimiorradioterapia mejorará su calidad de vida.
  4. En el protocolo de la Dra. Habr-Gama, se evaluó la respuesta clínica tumoral ocho semanas después de la quimiorradioterapia con pacientes con respuesta clínica completa (RCC) que ingresaron en un protocolo de manejo no quirúrgico y pacientes que habían recibido un tratamiento neoadyuvante similar seguido de escisión mesorrectal total y que presentaron RPC.
  5. Los pacientes con tumor persistente se sometieron a escisión mesorrectal total; aquellos con RCC continuaron con evaluaciones mensuales con examen digital rectal, proctoscopia, determinación de antígeno carcinoembrionario (CEA) en sangre y biopsia de las lesiones sospechosas.
  6. En los pacientes con recurrencia tumoral, el tratamiento se continuaba con cirugía, mientras que en los que presentan RCC sostenida después de un año se continuaba con vigilancia clínica cada tres meses durante otro año y, luego, cada seis meses.
  7. El 27% de los pacientes tratados siguiendo este protocolo presentaba RCC después de un año y evitaron la escisión mesorrectal total.
  8. El 10% de los pacientes tratados con el protocolo de manejo no quirúrgico presentó recurrencia local después de un año y en todos se realizó la escisión mesorrectal total curativa.
  9. Los resultados oncológicos en este grupo asignado al manejo no quirúrgico fueron equivalentes a los observados en los pacientes con RPC tras la escisión mesorrectal total.
  10. Estudios similares fueron realizados por un grupo de investigadores de los Países Bajos, del Memorial Sloan Kettering Cancer Center, donde las tasas de supervivencia libre de enfermedad (SLE) y supervivencia global (SG) a tres años fueron similares en ambos grupos; y en el Reino Unido, donde la conclusiones apuntaban a sugerir la modalidad no quirúrgica, aunque se trató de un estudio con limitaciones en su modalidad.
  11. Antes de incorporar el manejo no quirúrgico a las opciones estándar para pacientes con cáncer rectal localmente avanzado, los expertos de ASCO aseguran que es preciso responder preguntas y unificar criterios de evaluación vinculados con temáticas como el estadio del tumor y su respuesta ante distintas dosis de radiación.
  12. En resumen, el enfoque de manejo no quirúrgico es una alternativa atractiva para los pacientes con cáncer rectal que presentan RCC a la terapia neoadyuvante. No obstante, la evidencia a favor de este enfoque aún es relativamente escasa y quedan preguntas por responder acerca de su seguridad antes de recomendar su uso fuera de un ensayo clínico. Numerosos registros prospectivos y ensayos de fase II están en proceso de reclutamiento de pacientes para dar una respuesta .

Completá el formulario y descargá el contenido

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

X

Envianos tus datos yReservá tu curso

Complete todos los campos obligatorios y un asesor académico se pondrá en contacto a la brevedad.