Psicosis infantil: el consumo de cannabis de los padres compromete la salud mental del niño

Estudio revela las consecuencias en la infancia por la exposición parental a esta droga

 

Océano Medicina

Un estudio realizado por investigadores europeos reveló que el consumo de cannabis por la madre y el padre antes y después del embarazo aumenta las posibilidades de que el niño o niña por nacer presente rasgos psicóticos durante su infancia.

La investigación estuvo liderada por el Dr. KoenBolhuis, del Departamento de Psiquiatría Infantil y Adolescente en Erasmus Medical Center, en Rotterdam, Países Bajos; y sus resultados fueron presentados en el Congreso Bienal de la Schizophrenia International ResearchSociety (SIRS) de 2018.

De acuerdo con el estudio, el consumo materno de cannabis se asoció con un aumento de 38% en las posibilidades de que su descendencia presentara algún nivel de psicosis a los 10 años de edad. En el caso de los padres, la cifra aumenta hasta ubicar el riesgo de aparición de características psicóticas en 44%.

Para realizar la investigación, los científicos contaron con una muestra de 3.500 familias estudiadas, traducidas en 3.692 individuos a los que se les había comprobado su vinculación con el consumo parental de cannabis.

Sobre la metodología, se especifica que el consumo materno fue verificado previamente por pruebas de orina durante el embarazo y también por los autoreportes de las pacientes. La ingesta del padre requirió del reporte del propio individuo y de los señalamientos de la madre. Sobre la comprobación de los rasgos psicóticos del niño, se tomaron en consideración las investigaciones clínicas y reportes de los hijos a sus diez años de edad.

Entre esa muestra, 183 madres de niños con psicosis usaban cannabis, de las cuales 98 lo hicieron antes del embarazo, y 85 durante la gestación. De igual forma, el equipo percibió la presencia de tabaco, que fue fumado por 386 de estas mujeres durante el proceso de gestación. Entre los padres, el consumo de cannabis fue informado por 297 hombres.

En el estudio, el doctor Bolhuis llamó la atención sobre el impacto comparable entre el consumo de madres y padres sobre la salud mental del niño. A su juicio, esto sugiere que “etiologías comunes, más que los mecanismos causales intrauterinos únicos, subyacen en la asociación entre el consumo parental de la droga, y los síntomas psicóticos de la descendencia, lo que arroja nueva luz sobre el debate causal del consumo de cannabis a la psicosis”. Además, añade en las conclusiones que “el cribado diagnóstico y las medidas preventivas deben adaptarse para los jóvenes en riesgo de enfermedad mental grave”.

En Argentina, se presentó en 2017 el Estudio de Consumo de Sustancias Psicoactivas en la población de entre 12 y 65 años, elaborado por la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (Sedronar).En ese documento se detalló que, desde 2010 hasta esa fecha, el consumo de marihuana en la población general aumentó de 2,3% a 5,4% del total de personas que hacen vida en el país. En adolescentes, el porcentaje varió de 1,3 a 2,7%.

Completá el formulario y descargá el contenido

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

X

Envianos tus datos yReservá tu curso

Complete todos los campos obligatorios y un asesor académico se pondrá en contacto a la brevedad.