Pesquisa de vaginosis bacteriana: recomendaciones

Durante el primer control de toda embarazada se debe solicitar un urocultivo. Idealmente, debería ser realizado alrededor de las 12 semanas de gestación, para detectar y tratar precozmente las infecciones urinarias, ya sean sintomáticas o asintomáticas, pues se ha establecido una fuerte asociación entre infecciones urinarias y el parto pretérmino.

Un metaanálisis Cochrane del año 2008 demostró una disminución significativa del riesgo de parto pretérmino (del 64%) en el grupo de portadoras de bacteriuria asintomática que reciben tratamiento continuo con antibióticos (Nivel de Evidencia Ia, Recomendación A).

Completá el formulario y descargá el contenido

X

Envianos tus datos yReservá tu curso

Complete todos los campos obligatorios y un asesor académico se pondrá en contacto a la brevedad.