Estrategias para el seguimiento de niños con TEA

Una vez que el niño tiene un diagnóstico confirmado de TEA, desde la atención primaria se debe seguir monitorizando su desarrollo para prevenir cualquier complicación que pudiera surgir, continuar con los cuidados de prevención y promoción de la salud del niño (control de crecimiento, vacunaciones, promoción de hábitos saludables como el ejercicio, y otros) así como para resolver cualquier otro problema de salud asociado o no al autismo.

Completá el formulario y descargá el contenido

X

Envianos tus datos yReservá tu curso

Complete todos los campos obligatorios y un asesor académico se pondrá en contacto a la brevedad.